Consejos del Consumidor

5 consejos para garantizar que su hijo viaje más protegido en su asiento de automóvil

(BPT) - ¿Está seguro de que tiene el asiento de seguridad adecuado para su hijo, y lo está usando correctamente? Una nueva encuesta reveló que muchos padres ignoran las pautas de los asientos de seguridad, o pueden estar usándolos incorrectamente. State Farm encuestó a padres estadounidenses de entre 25 y 55 años de edad, con el propósito de estudiar cómo usan realmente dichos asientos e informar sobre consejos sencillos a seguir, y descubrió que el 77% de los padres participantes no conocían el rango de edad establecido por la ley de refuerzos de seguridad para niños en sus estados respectivos, y que casi un 20% admitió que no usaban asiento de seguridad para niños en sus vehículos.

Los sistemas de refuerzos de seguridad para niños son esenciales para mantener a los niños más seguros en un vehículo. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NTHSA, por sus siglas en inglés), los accidentes automovilísticos son una de las principales causas de muertes infantiles en los Estados Unidos. Cuando los niños están debidamente sujetos en un asiento de seguridad para niños, en un asiento elevador (o booster) o por un cinturón de seguridad adecuado, la posibilidad de morir o resultar gravemente herido en un accidente se reduce considerablemente. Sin embargo, la encuesta reveló que casi el 25% de los niños que viajaban en un vehículo con asiento de seguridad no los usaban todo el tiempo; y que el 28% de los padres no usaban el tipo de sistema de seguridad recomendado para sus hijos.

“Los asientos de automóvil actuales están especialmente diseñados para mantener a los niños más seguros en caso de una colisión, pero no funcionarán si no se usa el correcto, o no está instalado debidamente”, afirmó Laurel Straub, vicepresidenta asistente de Investigación Empresarial de State Farm. “Gracias al trabajo realizado por State Farm y The Children's Hospital of Philadelphia hace más de 25 años para crear Partners for Child Passenger Safety, los padres han podido entender la importancia de la seguridad de los asientos de automóvil, y aprendido a tomar las medidas adicionales para una mayor tranquilidad cada vez que suben a sus coches”.

State Farm ha mantenido un compromiso con la seguridad de sus clientes durante casi 100 años. Para garantizar la protección de su hijo, le ofrece algunos consejos fáciles de seguir para la seguridad en su automóvil.

1. Cuidado con los asientos de seguridad de segunda mano

Su asiento de seguridad debe tener una etiqueta con la fecha de vencimiento, y es necesario reemplazarlo por otro si la misma ha caducado. Los asientos se fabrican en gran parte con componentes de material plástico que se deteriora con el tiempo, especialmente debido a factores como el calor y el frío. El deterioro del plástico lo hace frágil, reduciendo su eficacia de seguridad.

2. Conozca la altura y el peso de su hijo

Contrariamente a lo que muchos padres piensan, no es la edad sino la altura y el peso lo que determina qué tipo de asiento de seguridad se debe usar. Mantenga a su hijo en un asiento mirando hacia atrás hasta que supere el rango de altura y peso recomendado porque, como preservación de la seguridad, los fabricantes están creando asientos que se adaptan y mantienen a los niños mirando hacia atrás mucho después de que hayan cumplido su primer año.

En el estudio mencionado, entre las razones que los padres citaron para justificar que no utilizaban el asiento de seguridad se contaban que el niño no quería usarlos; que el niño era “demasiado crecido” para el asiento; o que el asiento no era conveniente. Debido a que la seguridad es primordial al conducir un vehículo, es crucial seguir las normativas recomendadas, independientemente de la edad y la actitud del niño, para protegerlos.

¿No está seguro del tipo de asiento que necesita su hijo? Visite UCSG.SafeKids.org.

3. No se olvide del asiento elevador o booster

Los niños mayores también pueden correr riesgos en caso de accidente. Asegúrese de verificar las pautas para que su hijo continúe usando un asiento elevador de acuerdo con su altura y peso, no con su edad. En la encuesta de State Farm, los niños de 3 años o más eran significativamente más propensos a usar el tipo incorrecto de sistema de refuerzo infantil.

4. Asegúrese de que su asiento de seguridad esté instalado correctamente

  • Asientos mirando hacia delante: Asegúrese de que el arnés superior esté conectado. Consulte los manuales del automóvil y del asiento de seguridad para obtener ayuda con las conexiones de sujeción.
  • Asegúrese de que no esté demasiado suelto. En caso de accidentes, un asiento suelto proporciona menos protección. Mantenga los asientos abrochados cuando no estén en uso. De lo contrario, podrían convertirse en un proyectil.
  • Haga la “prueba de la pulgada”. Asegúrese de que no pueda mover el asiento del automóvil más de una pulgada en cualquier dirección. Para probar, tire con fuerza de la base cerca de la abertura del cinturón.
  • Sujete a su hijo correctamente. Todos los cierres y broches deben sujetarse y apretarse para que no pueda. Pellizcar correa restante entre sus dedos a la altura del hombro.

Instalar un asiento de seguridad correctamente puede ser abrumador, pero no tiene que hacerlo solo. Safe Kids Coalition puede ayudarlo para que un técnico capacitado revise su asiento de seguridad.

5. Maneje con precaución

Finalmente, asegúrese de manejar siempre de manera segura. Manejar distraído una de las principales causas de accidentes, así que guarde su teléfono, deles a sus hijos un libro o póngales una película para mantenerlos ocupados, y mantenga siempre la vista en la carretera.

Para obtener más información sobre esta encuesta de asientos de seguridad y consejos para mantener protegido a su hijo, visite https://newsroom.statefarm.com/nearly-a-fifth-of-us-parents-skip-life-saving-child-safety-seats/.

]]>