Consejos del Consumidor

Respire mejor y disfrute la primavera gracias a los consejos de alergólogos expertos

(BPT) - La primavera es una estación deslumbrante y llena de vida donde a las plantas crecen, las flores florecen y el Sol brilla. Pero la desventaja de esta abundancia de belleza son los alérgenos de temporada. El polen de todas esas plantas en crecimiento y floración es propagado por las brisas cálidas y puede hacernos sentir muy mal.

?La rinitis alérgica, conocida comúnmente como ?fiebre del heno?, ha existido durante cientos de años, causando síntomas como estornudos, picazón en los ojos, la boca o la piel; así como secreción y congestión nasal?, afirma el Dr. Mark Corbett, presidente del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI, por sus siglas en inglés). ?A menudo, sus síntomas dependen de los tipos de polen a los que somos alérgicos?.

Los alergólogos pueden identificar con precisión lo que le está causando problemas, para que pueda tomar las medidas adecuadas en función de sus necesidades individuales. Además de anotar su historial de alergias y realizar un examen, hacen pruebas para identificar los alérgenos específicos que le afectan, y tratar sus síntomas a fin de que recupere el control de su salud. Generalmente, las pruebas para el tratamiento de la fiebre del heno consisten en la detección de sensibilidad a las mascotas, ácaros del polvo, árboles, hierbas, malezas y moho, ya que son los desencadenantes más probables de las alergias nasales.

Además de consultar con un alergólogo, siga estos consejos que nos dan Corbett y los expertos de ACAAI para que nos sintamos lo mejor posible durante la temporada de alergias primaverales:

Comience a tomar los medicamentos antes de que aparezcan los síntomas

Los síntomas de alergia pueden comenzar mucho antes del inicio oficial de la primavera. Para disminuir el impacto de los mismos, comience a tomar sus medicamentos para la alergia dos o tres semanas antes de la aparición de los síntomas.

Evite los antihistamínicos de primera generación

Los antihistamínicos se agrupan en medicamentos de primera o segunda generación, y afectan a su organismo de manera diferente. Si se propone tomar un medicamento oral para tratar la fiebre del heno, piénselo dos veces antes de usar antihistamínicos de primera generación como la difenhidramina y la clorfeniramina. Los mismos pueden provocar somnolencia y resequedad en la boca y los ojos, así como estreñimiento. Considere en su lugar tratamientos no sedantes como cetirizina, levocetirizina, fexofenadina, loratadina o desloratadina.

Tome medidas de prevención

Sea proactivo para mantener el polen a raya. Cierre las ventanas de su automóvil y casa durante la temporada de alergias primaverales, ya que las brisas transportan partículas microscópicas de polen. Quítese los zapatos en cuanto entre a la casa, y considere poner inmediatamente la ropa a lavar para eliminar el polen. Finalmente, dúchese y lávese la cabeza con champú por la noche antes de acostarse, para que el polen no se transfiera de su cabello a la ropa de cama.

Esté atento a los conteos de polen

Vigile los conteos de polen pronosticados para su región, especialmente si planea estar al aire libre durante largo tiempo. Tenga en cuenta que los conteos de polen que se divulgan en las noticias o en línea no significan necesariamente que usted será afectado o no. Como existen muchos tipos de polen, un conteo general alto de polen no siempre indica una fuerte concentración de los tipos de polen que desencadenan sus síntomas.

Considere la inmunoterapia

La inmunoterapia tiene el propósito de atacar sus desencadenantes exactos a través de una inyección o tableta, y puede reducir en gran medida la gravedad de los síntomas. La inmunoterapia también puede prevenir los ataques de asma en algunos niños con alergias estacionales. Consulte con su alergólogo para determinar qué forma de inmunoterapia es la más adecuada para usted o sus hijos.

Los alergólogos están especialmente capacitados para ayudarlo a tomar el control de sus alergias y asma, y a disfrutar mejor su vida sin importar la temporada. Para buscar un alergólogo en su localidad, visite el sitio web ACAAI.org.

]]>